5 grandes películas del director iraní Asghar Farhadi

0
Asghar Farhadi

Con dos premios de la Academia en su poder por las ganadoras a mejor película extranjera del año, Asghar Farhadi es uno de los más reconocidos directores del cine iraní. Sin duda se ha ido convirtiendo poco a poco en uno de los mejores realizadores de la actualidad.

La dirección y trama de sus películas evocan una cierta similitud con el gran director italiano Michelangelo Antonioni, y ya eso es decir bastante.

La filmografía de Asghar Farhadi está compuesta de temáticas sobre relaciones interpersonales que desarrolla con una sutileza abismal. Al mismo tiempo con una cantidad de detalles que nos completan muchos más aspectos de las intensas historias que expone.

A Separation

La película de 2011 que le dio el primer y muy merecido Oscar a este director. Una gran propuesta con increíble narrativa y guión de la mano del propio Farhadi. Se trata de una película profunda que nos deja abismados con su natural ejecución y resolución. Hasta la fecha, A Separation es para muchos la mejor película de Asghar Farhadi.

Fireworks Wednesday

Un filme del año 2006 sobre la vida familiar y matrimonial, haciendo énfasis en la infidelidad y el compromiso. Se trata de una historia bastante convencional, pero con una brillante dirección y una estructura muy bien equilibrada, lo que hacen de esta una gran película.

About Elly

Con esta película Farhadi hace una introspectiva directa hacia la mente humana. Su ejecución nos hace juzgar y tratar de descifrar ciertas actitudes de un personaje que misteriosamente desaparece de la nada. Solo para aclararnos todo en los minutos finales y dejarnos con la culpabilidad de nuestros acusatorios pensamientos.

Le Passé

Otra película que sigue el acostumbrado estilo realista tan característico de este director. El tema está nuevamente enfocado en relaciones interpersonales, y sobre todo, cuando el pasado hace aparición una vez más en el presente.

The Salesman

Finalmente, con la realización de este filme, Asghar Farhadi se consagra con su segundo Oscar por la mejor película extranjera del año. Una trama donde la venganza, el miedo, y el perdón salen a relucir con un intenso desarrollo que en ocasiones incluso da la alusión de tratarse de un thriller.