5 Películas de terror del 2016 para disfrutar en Halloween

Lo mejor es siempre verlas acompañado

0
películas de terror del 2016

Este año, el terror no ha tenido tanto protagonismo en la gran pantalla, llena de súperhéroes y antihéroes. Aún así hemos conseguido hacer una lista de películas de terror del 2016.

Buscamos y seleccionamos esas que de verdad nos dejaron un pensamiento recurrente con alguna escena, las que nos hicieron esperar y las que tienen el factor inesperado que tanto amamos del terror.

5They Look Like People

Una producción independiente del director Perry Blackshear, dirigida, producida y escrita por él. Nos conseguimos acá con una historia para atormentarnos psicológicamente. Narrada en la agitada Nueva York, dos amigos que se reencuentran después de varios años sin verse. Comienzan a convivir en el mismo apartamento. Uno de ellos, Wyatt, recibe llamadas todas las madrugas alertándolo para que se prepare para una gran invasión de demonios.

Los demonios para los que Wyatt se prepara suelen disfrazarse de humanos, sobretodo de aquellos que son muy cercanos a él. Durante el desarrollo de la historia nos vamos sumergiendo bajo diferentes percepciones, la de propia y la de Wyatt.

Es una de esas películas donde iremos armando conclusiones sobre la locura de los protagonistas y sobre el argumento principal, de acuerdo a cómo lo presenta el suspenso en la narración. Lo importante de toda esta historia es que seguramente tus sospechas serán descartadas por alguna sorpresa en el guión.

Mantiene una puntuación de 89% por parte de la crítica en Rotten Tomatoes. They Look Like People es una de las películas de terror del 2016 que deberías considerar ver este Halloween, si no eres paranoico, claro.

4Lights out

Dirigida por David F. Sandberg y protagonizada por Teresa Palmer. Esta historia juega con el miedo inmortal que le tenemos a la oscuridad. Hay algo que atormenta a los dos hermanos protagonistas de esta historia. Una entidad que ha estado presente en diferentes etapas de la vida de ellos y por separado.

¿Fantasma? ¿demonio? La entidad no se revela en sí con alguna descripción sólida al comienzo de la película. El espectador irá fluyendo bajo un hilo de suspenso para descubrir qué ha estado viviendo.

Lights Out es una película de horror con buena puntuación por parte de la crítica. Rotten Tomatoes le da un 77%, algo bueno, considerando que este género ha ido perdiendo popularidad, convirtiéndola así en un buena segunda oportunidad.

3The Devil’s Candy

Nunca puede faltar la historia del demonio que hay que exorcizar, esto es un recurso tan usado que a veces nos da risa. Sean Byrne escribió y dirigió una película que revolucionó, por su forma de contar y transmitir, la experiencia de una posesión satánica. Es considerada una de las mejores películas de terror del 2016.

The Devil’s Candy se roba un 89% de aprobación de la crítica en Rotten Tomatoes. Además de tener una trama bien construida y desarrollada, con sus detalles demoníacos bien dosificados, el soundtrack de la película está plagado de heavy metal. Incluso la crítica ha dicho que Bryne parece ser el metalhead más grande de la vida.

Nos cuenta la historia de una familia que se muda a una casa nueva donde comenzarán a convivir con fuerzas demoníacas. El argumento suena flojo hasta que Byrne nos regala una experiencia visual encantadora y diferente para una película sobre ocultismo. Nos hace compenetrarnos con los personajes para entender por qué sus vidas son atormentadas. Sean logra que no nos distraigamos ni un segundo a pesar de sentirnos aterrorizados.

2The Witch

The Witch para muchos ha sido una de las pocas películas de brujería que ha valido la pena. Su estilo visual y su contexto argumental nos trasladan a una época donde la brujería era algo serio y temido.

No es una historia donde iremos viendo mucha sangre y brujas feas o deformes. Aquí nos regalan una percepción de las religiones y el fanatismo por un estilo de vida puritano, que quizá fue la razón por las que muchas personas decidieron “rendir tributo” a la magia negra. Es decir, pura rebeldía.

Dirigida y escrita por Robert Eggers. Cuenta la historia de una familia que es expulsada de una comunidad puritana en Nueva Inglaterra del siglo XVII. La familia logra construir una granja en un bosque desolado que transmite más miedo que paz.

The Witch es una de las mejores slow-building horror movies. Nos introduce de forma muy lenta al terror, construyendo alrededor de la historia una serie de circunstancias y hechos que logran prepararnos para el final inesperado. En las últimas escenas es donde conoceremos al causante las tragedias de sus protagonistas, recurso de escritura maravillosamente aplicado para que no perdamos el interés.

1The Conjuring 2

Lo bueno de The Conjuring 2 es que la primera no nos decepcionó tanto. Esta tampoco lo hará, su director James Wan se ha hecho respetar en este género del terror. La segunda entrega de The Conjuring ha recibido muy buenas críticas por parte de la audiencia y los medios especializados. Obtuvo una puntuación de 80% en Rotten Tomatoes.

La historia nos lleva de nuevo con Ed y Lorraine Warren intentando resolver un caso en los años 70 en una pequeña localidad de Inglaterra, donde una madre soltera y sus 4 hijos experimentan sucesos aterradores. Aunque no suene muy fuerte el argumento, el terror tiene sus apariciones magistrales. Gracias al trabajo visual que se hace con los fantasmas, logra atraparnos. De esta lista es una de las películas de terror del 2016 con mayor presupuesto.

Tenemos imágenes terroríficas que nos acechan y se quedan en nuestra mente por un rato, además de percibir la tan olvidada sensación del suspenso en la que los protagonistas no pueden hacer nada para salvarse, pero nosotros lo sabemos antes que ellos.

Todas estas producciones son de lo mejor que el cine de terror y suspenso ha recibido este año. El protagonismo de películas independientes que no necesitan de grandes presupuestos para efectos especiales nos demuestran que existen puntos claves de la existencia y la cordura humana que podemos plasmar en el cine para lograr ese escalofrío inesperado en nuestra columna vertebral.