6 joyas de la animación japonesa que no son para niños

Los animados que definitivamente no fueron hechos para niños, pero que son excelente material para mentes más maduras

0
animación japonesa

La animación japonesa se ha ganado un puesto importante dentro de la historia del cine, demostrando que, una película animada no está necesariamente ligada a un público infantil. Aquí les dejamos 6 grandes películas de la animación japonesa de obligatorio visionado:

Akira (1988)

Se trata de una película de acción que se maneja dentro del cyberpunk y la ciencia ficción. Basada en el manga del propio director, Katsuhiro Otomo. Akira ha sido innegablemente una de las propuestas más comentadas de la animación.

Grave of the Fireflies (1988)

De la mano de Isao Takahata (fundador del Studio Ghibli junto a Miyazaki), Hotaru no Haka retrata la agonía que dejó la Segunda Guerra Mundial. Una película sumamente triste que les dejará el corazón roto a más de uno.

Ghost in the Shell (1995)

Una película que ha servido de inspiración para muchísimas películas del cyberpunk. Un gran guión lleno de filosóficas líneas que nos dejarán pensando en el tema de la identidad. Otro trabajo sobresaliente de Mamoru Oshii para tomar en cuenta es: Angel’s Egg.

Mononoke Princess (1997)

La Princesa Mononoke trata sobre el respeto a la naturaleza de forma magistral. Es uno de los trabajos más resaltantes en la filmografía del maestro Hayao Miyazaki. Definitivamente una de las películas más emblemáticas del cine japonés.

Perfect Blue (1997)

Esta de trata de un thriller psicológico que desarrolla la obsesión hasta llegar al punto de la locura. Reconocido trabajo de la animación que ha influenciado películas (Black Swan) del género y que definitivamente no los dejará indiferentes.

Paprika (2006)

Para muchos una obra maestra de la animación, Paprika es otro brillante trabajo de Satoshi Kon (director de Perfect Blue) que desde el momento de su estreno, se convirtió en un visionado obligatorio para los amantes del cine animado. Gran propuesta que no podía faltar en esta lista.