8 remakes cinematográficos que fracasaron en el intento

Porque a veces sales del cine con ganas de que te devuelvan tu dinero

2

Cada vez que un remake fracasa en el cine los espectadores se preguntarán cómo ha de sentirse el director si sigue vivo y si ya murió, debe estar revolcándose a punto de resucitar para quejarse. Muchos saben que los remakes suelen suceder por puro capricho -muy en especial del cine norteamericano- con el fin de adaptar al idioma nacional la película extranjera. Algunos remakes caprichosos no han hecho más que burlarse de la película original y entre estos están:

1Point Break (2015) 

Cuando anunciaron que este clásico del cine de acción llegaría de nuevo a la gran pantalla nos pusimos ansiosos, sobretodo los venezolanos que verían a su estrella, Edgar Ramírez, triunfar en una producción tan grande como esta. La ilusión duró poquísimo y la película nos dejó extrañando a Keanu Reves y a Patrick Swayze. Para muchos críticos, Point Break carece de un argumento sólido y parece más bien un desfile de proezas en deportes extremos y escenarios alucinantes. La falta de sustancia en la historia logra que las habilidades de interpretación de sus actores queden opacadas por caracterizar personajes poco interesantes.

2Carrie (2013) 

Esta historia solo ha tenido un intento aceptable de adaptación en el cine y fue aquella película dirigida por Brian de Palma que dio un poco la talla al terror y las pesadillas de Stephen King. Cuando Kimberly Peirce decidió hacerse de valor y filmar un remake de Carrie solo le fue fiel a la cinta de Palma, la verdad con pocas cosas innovadoras.

Entre las cosas que se hubiesen apreciado con fervor, por parte de los lectores de la novela, es la selección de una actriz que representara la tan poca agraciada descripción que King hace de Carrie en su libro.

Chloë Grace Moretz aún no termina de convencer a la crítica en muchos aspectos y a pesar de que este remake cuente con una actuación de Juliane Moore destacable, en cuanto a la locura que representa, sigue sin convencer la película. No fue innovadora, no ofreció algo distinto, sigue siendo una de esas que verás un domingo aburrido en tu casa.

3OldBoy (2013)

Chan-Wook Park supo contar y hacernos sentir la sed de venganza de su personaje en OldBoy, cuyo protagonismo lo tuvo el actor Choe-Min Sik, quien también logró envolvernos con su actuación en esa burbuja de suspenso y resentimiento que tenía para emprender su objetivo sangriento. Todo lo contrario sucede en el remake de Spike Lee, que a pesar de ser tan respetado, no atinó para nada con este segundo intento.

Algunos fans no entienden por qué arruinar una obra de arte, ¿la respuesta? Pues lo de siempre, a los americanos les da pereza leer subtitulos. Así que queda reconocer que este fue un intento fallido desde todos los aspectos de la cinematografía.

4Psycho (1998) 

Atreverse a “mejorar” lo que es casi inmejorable creo que es uno de los retos que cada director se plantea. Quizá los directores que se encargan de hacer remakes piensan “yo lo puedo hacer mejor”, pero en realidad se cometen demasiados errores como sucedió con la versión de Psycho de Gus Van Sant, quien quería mantener la misma historia creada por Hitchcock pero con las mejoras del cine a color para una experiencia inolvidable.

Lo que ocurre con este atrevimiento es que para muchos Psycho fue una película revolucionaria por el contexto en el que se estrenó. El cine Slasher tuvo su auge y su rápido olvido, traerlo al presente a finales de los 90’s fue un riesgo que terminó en malas críticas, recibiendo incluso un 4.5 de 10 puntos por parte del público (IMDB).

5Arthur (2011) 

Si bien la primera versión de esta película estrenada en 1981 y dirigida por Steve Gordon no es una de las grandes obras maestras del cine, supo destacarse como comedia romántica y acercarse a premiaciones como los Oscar, cosa que su sucesora no atinó ni por un poquito.

El remake de Arthur salió en 2011 teniendo como protagonista a Russell Brand, interpretando una versión más alcohólica de su persona y la verdad no supuso un cambio relevante a la historia, solo que algunos personajes masculinos de la versión original pasaron a ser interpretados por mujeres. Una forma de querer invertir el presupuesto en algo digerible y poco encantador, con un humor liviano y a veces exagerado por parte de Brand, que parece ser él mismo todo el tiempo.

6Piranha 3D (2010)

Si hablamos de remakes fracasados y malos, esta película no puede faltar y es que volvemos con el mismo error de adaptación de una obra que en su momento obtuvo un poco de atención.

Valiéndose del éxito que tuvo Jaws en el 75, Piranha-la versión original- quiso disfrutar del argumento donde un grupo de personas es víctima de los depredadores en el agua, un lugar incómodo y peligroso para los que quedaron con el miedo a bañarse de nuevo en una playa.

Piranha 3D se salva solo en una cosa y es que ahora este género suele reírse de sí mismo cuando no hay ningún camino para lograr el terror o el suspenso en el público. Un remake dirigido por Alexandre Aja y que sigue siendo fiel a las películas de terror con reparto coral de los 90’s, que tanto nos hicieron sufrir a muchos con los gritos de sus protagonistas.

Para esta época lo único innovador que tiene esta película es la aplicación de la tercera dimensión, del resto es solo una especie de parodia que intenta no ser encasillada en este género, así que nos confunde. 

7The Eye(2008)

Nos encontramos frente a otra adaptación americana de una respetable película china, esta vez una dirigida por los hermanos Pang que causó un estallido de emociones durante su estreno y que luego fue versionada por los americanos en un intento fallido de remake con una actriz no tan buena en su trabajo, como lo es Jessica Alba.

La dirección de esta película deja mucho que desear, la elección de Alba para el papel principal es una de las peores decisiones de todas las otras malas que se tomaron, hay que aceptar que Jessica es bonita, pero ¿buena actriz? Lo dudamos. La crítica ha dicho que este remake es una especie de “deja vu” de otros grandes filmes de suspenso.

8Poltergeist (2015)

Aunque la primera pasó a ser un clásico del terror, la segunda no podrá alcanzar dicha posición. ¿Por qué? Pues porque volvemos al mismo asunto del “contexto”. En su momento la cinta original de Poltergeist hizo honor con sus efectos y su trama de suspenso, material que revolucionó durante ese momento. Como este remake sigue casi a pie de letra los detalles de la original, no nos ofrece una nueva forma de terror, o algún elemento que fortalezca la historia. Para algunos es una cinta que no necesita muchos bombos y trompetas para presentarse.

A pesar de que ninguna de estas películas logró atinarles al éxito, te recomendamos que les eches un vistazo, porque de lo malo siempre se aprende más.