La serie Preacher derrama cinismo y violencia como ninguna otra

Una ficción que desarrolla su personalidad en lo estúpidos y comunes que podemos llegar a ser los humanos

0
la-serie-de-preacher

AMC trajo a la pantalla la historia de un predicador que es más un delincuente que un santo. En su corto círculo de amigos tiene una novia loca y un vampiro junkie. Estos son los protagonistas de la serie de Preacher, una adaptación del comic homónimo de Vértigo. El show fue creado por Seth Rogen y Evan Goldberg.

En su primera temporada fue un golpe a lo convencional. No solo porque sus personajes son desabaratados emocionalmente, sino porque todo el contexto de la historia es una broma. Si la vemos con el corazón abierto, Preacher es un descaro. Cada minuto de sus episodios son una burla hacia las costumbres más rígidas.

preacher-serie-amc

Lo que más puede molestar es la burla a religiones como el cristianismo. Además, agrega un humor basado en la interpretación que sus personajes tienen de la cultura pop. Así como las actitudes de estos frente a los problemas, casi siempre con decisiones violentas y radicales.

Aunque algunos detalles del cómic fueron cambiados, la premisa continúa: violencia, gore, humor negro y la búsqueda de la identidad a través de las creencias humanas. Lo que hace a Preacher especial son:

Sus personajes

Jesse Custer AKA Preacher, es interpretado por Dominic Cooper. Se presenta como un hombre que intenta por todas las fuerzas ser bueno. Sin poder evitarlo, Jesse casi siempre termina siendo un hijo de p#%$.Esto nos agrega el suspenso de no saber cómo reaccionará Custer frente a ciertas circunstancias.

preacher-serie

Jesse tiene un “super poder” que se llama “The Word”, o “la palabra”. Esta habilidad se le fue dada cuando Génesis, una entidad sobrenatural, se escapa del cielo y lo posee. Luego de este hecho, Custer puede hacer que las personas hagan lo que él diga.Este personaje se guarda bajo la manga la jugada de ser un anti-héroe cuando menos te lo esperas.

Su mayor motivación es conseguir a Dios, pues este escapó y nadie en El Cielo sabe dónde está. Su obsesión es la guía para todas las acciones y reacciones de la serie.En cuanto al actor, Cooper nos entrega una interpretación a la altura, no tenemos por qué quejarnos de él.

Tulip O’hare, la novia ruidosa y violenta de Jesse Custer es una mujer fuerte e independiente. Aunque Tulip en el cómic sea rubia y alta, Ruth Negga nos demuestra que este detalle es insignificante.

tulip-o'hare

El retrato que hace de la novia capaz de hacer cualquier cosa (matarte, torturarte y humillarte) por su hombre es asombroso. Ruth hace un trabajo tan bueno que Tulip llegó a lograr un pequeño grupo de desertores que le gustaría ver al personaje desaparecer.

Ruth es necesaria porque al ser pareja de Dominic en la vida real, su química en pantalla es perfecta.

Cassidy, el vampiro junkie y mejor amigo de Jesse, es otro personaje adorable. Joe Gilgun cae como anillo al dedo en cuanto a apariencia se refiere. Es un vampiro viejo y entusiasta de las drogas, cuyas discrepancias con el cómic son muy pequeñas.

Pasa su tiempo intentando cuidar a sus amigos y oculto de la diabólica luz solar. La personalidad de Cassidy es quizá la mejor de todas, haciendo chistes siempre sobre la cultura pop.

Por ejemplo, recalca muy seguido su odio por la película The Big Lebowski. Es un personaje tan raro que no está atento a lo que viste. Así que en ocasiones lo veremos recogiendo una camisa o chaqueta de mujer y vestirla sin preocupación.

Lo satírico en cada detalle

La segunda temporada de Preacher vino con una escena peligrosa para la moral. Uno de los capítulos contiene una escena sexual entre Jesucristo y una mujer. Los detalles casi explícitos no agradan a cualquiera. Hay que tener mucha paciencia frente a esto.

Eugene Arseface interpretado por Ian Colleti

Es una serie para no tomársela muy en serio. Ya desde el cómic, personajes como Arseface nos causan incomodidad. Es en las situaciones incómodas donde nos encontramos la maravilla de Preacher. Sino rompiera este molde sería otro drama cualquiera, o la aventura misteriosa de tres amigos.

Se presenta a sí misma como una ficción que desarrolla su personalidad en lo estúpidos y comunes que podemos llegar a ser los humanos. 

Adolf Hitler interpretado por Noah Taylor

Lo más satírico hasta ahora de Preacher es el retrato de Hitler. En la segunda temporada vemos como Eugen “Arseface” llega al infierno por accidente, pues Jesse le dijo impulsivamente: “vete al infierno”. Así que nos muestran esta representación del lugar más temido por los cristianos y cómo Hitler habita allí bajo la premisa de un hombre temeroso y debilitado.

Si quieres saber más de esta personificación de Adolf Hitler, tienes que ver la serie, porque algo mucho más loco sucede.

Las escenas de acción y los soundtrack

Preacher tiene unas escenas de acción impecables. Siempre están acompañadas de soundtracks que encajan perfecto. La secuencia de las imágenes en estas escenas nos hace sentirnos parte de ellas. La dirección de las escenas de acción ya se forjó un estilo y es bien acertado.

Cada golpe es plasmado de forma que no nos sintamos agotados por el movimiento de la cámara. Son unas de las escenas de acción más entendibles y con una duración necesaria para no cansarnos de ellas. Cada espacio donde se desarrollan las peleas permiten hacernos creer que son reales. Nuestros personajes se defienden con lo que tienen a la mano. La verdad es que estas escenas tienen una dirección impecable.

En este video de Let’s Talk About Stuff, nos explican por qué Preacher tiene tan buenas escenas de acción. El narrador lo hace a través de una comparación con Iron Fist y nos resume perfecto lo que se necesita. 

Los cliffhangers sutiles

En su segunda temporada Preacher recurre al cliffhanger más eficiente de todos: juega con la vida de un personaje principal. No te diré quién es porque este artículo no está diseñado para regalarte tanto spoilers.

Lo importante de los cabos sueltos en Preacher son, como en toda historia, las posibilidades de que ese hecho inconcluso desencadene en algo peor. Es importante estar atento en cada toma que explora el pasado de Jesse. Es en esos flashbacks donde podremos unir ciertas piezas de situaciones actuales.

Este tipo de retrato al pasado le da al show un mejor flujo de los acontecimientos, porque cada temporada suele desarrollarse en la misma ciudad o lo mismos lugares.

tullip-preacher

El suspense también es trabajado, no tan inteligente, pero sí de forma congruente. Casi siempre son palabras o acontecimientos que se ocultan los protagonistas entre ellos: el matrimonio de Tullip, el hijo de Cassidy y la abuela de Jesse fueron 3 de los hechos con mayor suspenso.

Preacher se aleja de los diálogos profundos porque ninguno de sus personajes es tan sabio. Así que siempre tendremos una historia sincera y real en cuanto a las actitudes de lo más importante en todo cuento: los personajes. Cada uno de ellos terminará por dejarnos siempre en suspenso con alguna ocurrencia para nada positiva.

Los villanos

¿Saben cuáles son los detalles que actualmente no se cuidan en este tipo de series? Los villanos. Sin un buen enemigo no existe la posibilidad de realzar al héroe.

Veamos tan solo al personaje de Sigourney Weaver en The Defenders. De hecho, ningún villano en The Defenders da la talla. También otro ejemplo es la villana de Suicide Squad, interpretada por Cara Delevinge. Todo mal acertado.

En Preacher los villanos sí hacen su trabajo. Custer debe enfrentarse a dos personajes:  Saint of Killers, un alma condenada al infierno que fue en su vida pasada un asesino peligroso y sin corazón. Este debe matar a Jesse por orden de dos ángeles cuyo propósito es llevar a Génesis de vuelta a su jaula en el cielo.

The Saint es un villano que destruye todo a su alrededor con el fin de lograr su propósito. No existe palabra que te ayuda a mediar con este asesino.

herr-starr

Herr Starr, es el otro villano y, hasta ahora, el más peligroso. Herr posee poder (es el líder de una organización religiosa sin escrúpulos) no siente vergüenza ni miedo. Tiene poca empatía por las mujeres y por cualquier forma de vida. A diferencia de el Santo, Herr es humano. Solo que este enemigo lo planea todo y se hará pasar como la única ayuda que tiene Couster en su búsqueda de Dios.

Un cabo suelto

Como no todo es chistes y sangre derramada de forma elocuente, Preacher tiene algunos fallos que se mantienen. El primero es que Cassidy se presenta en el primer capítulo como un tipo rudo y fuerte.

Luego de su amorío fugaz con Tullip lo vemos como más suave de corazón y menos violento o dispuesto a beber del cuello de cualquier enemigo. Parece que esto puede retomarse en la tercera temporada y esperemos que sí.

cassidy-y-tulip

Del resto, no existe llanto porque la serie sea un poco infiel al cómic. El show televisivo sigue teniendo su mérito y a veces es difícil saber la anatomía de una adaptación. No siempre es posible llevar una historia que funciona en el formato impreso para el audiovisual. Ambos medios tienen sus reglas y su público.

Preacher es lo que le hacía falta a las series de televisión. Su descaro por lo intelectual pero su trabajo bien hecho nos regalan diversión. Algo que a Netflix y HBO a veces se les olvida. Si tienes algo más que decirme sobre esta adaptación, déjamelo en los comentarios.