Las intermitencias del piloto de Westworld

HBO no se puede costear otro fracaso frente a Netflix

0

HBO es sinónimo de buena televisión y programas de una calidad sobresaliente, no obstante, luego de la -impaciente- cancelación de Vinyl y la grandiosa mini serie The Night Of, la variedad de propuestas novedosas de unas de las mayores compañías de entretenimiento era limitada. En este sentido llega su mayor apuesta televisiva del año, Westworld. Una producción destinada a tomar el testigo que pronto dejará Game of Thrones, como serie líder de la cadena de televisión.

En este sentido, HBO en su incansable búsqueda por conseguir producciones que le permitan mantener un catalogo competitivo de series en un mercado dominado por Netflix, pone todas sus expectativas en el show producido en conjunto con Warner (es de los primeros shows que HBO no produce directamente) y creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, una pareja que combina la grandiosidad del cine y la dinámica narrativa característica de la televisión.

Además, Westworld cuenta con la colaboración de J J Abrams, quien trabajará en conjunto con Jonathan Nolan, formando una asombrosa dupla durante el desarrollo de la inquietante serie de televisión, Person of Interest.

Por consiguiente, las expectativas alrededor de la producción son enormes, pero…

¿De qué trata Westworld?

Westworld es una adaptación de la película homónima de ciencia ficción estrenada en 1973 y dirigida por Michael Crichton, la serie parte de la premisa desarrollada en la producción cinematográfica pero le agrega elementos modernos como la complejidad tecnológica de la inteligencia artificial.

La serie está ambientada en un parque de atracciones con temática de película del salvaje oeste, lugar donde personas catalogadas como huéspedes; ingresan a este universo con la facilidad de recrear sus particulares fantasías al acostarse con prostitutas, asesinar vaqueros, adentrarse en los bares y  armar alboroto. En síntesis, un sitio donde el pecado y la depravación son permitidos bajo ninguna consecuencia inmediata, porque todo forman parte de un guión elaborado con esa intención.

interno-recovered-recovered

Un guión adaptado por Lee Sizemore (Simon Quarterman) quien velará porque todas las diferentes historias del universo de Westworld se ejecuten con la debida precisión narrativa que diseñó. Sin embargo, las diferencias creativas se harán presente cuando la jefa de operaciones del parque, Theresa Cullen (Sidse Babett Knudsen) tome decisiones que beneficien el funcionamiento del universo ficticio en contra de la armonía argumental que el guionista prioriza.

En este sentido, el resto del equipo de trabajo garante del mantenimiento de Westworld está conformado por el co-fundador del parque, Dr. Robert ford (Anthony Hopkins), el director creativo, Bernard Lowe (Jeffrey Wright), su asistente, Elsie Hughes (Shannon Woodward) y el jefe de seguridad, Stubbs (Luke Hemsworth). Cada uno de ellos garantiza que el parque temático funcione sin irregularidades, y de presentarse alguna, la mitigan.

Los problemas detrás de la producción

Si quieren medir las exigencias con las que HBO realiza sus series, Westworld es un grandioso ejemplo. Las grabaciones del piloto fueron desarrolladas durante el 2014. Sin embargo, una serie de diferencias entre las productoras, altas pretensiones y exigencias de Jonathan Nolan; quien buscaba gozar de las mismas libertades creativas que su hermano, Christopher Nolan, tiene con Warner Bros, impidieron que el show cumpliera con los plazos determinados en la planificación, ya que la premiere del show estaba prevista para el 2015.

El siguiente testimonio de Jonathan Nolan durante una entrevista concedida al blog io9. Gizmondo confirma las altas exigencias de trabajar con HBO:

“Hemos solventado la situación muy rápidamente, porque queríamos salir al aire tan pronto como sea posible, y así empezar a rodar con sólo un puñado de episodios en la mano. Nada de lo que he hecho me preparó para la gran avalancha (de los requisitos de producción). La verdad es que lo que estamos haciendo no es una película de 10 horas. En realidad no es una serie de televisión. Cuando dicen ‘No es televisión, es HBO,’  en realidad no lo dicen en broma.”

interno-recovered-recovered

Sin embargo, la continuidad de las grabaciones se vería nuevamente interrumpida, cuando a comienzo del presente año se realizara una pausa para editar los guiones y desarrollar una serie de re-grabaciones debido a la insatisfacción de HBO con algunas escenas. Por consiguiente, la posibilidad de postergar el estreno de la serie para el 2017 era considerada. No obstante, ante la necesidad, los intereses de los involucrados se enfocaron con la intención de que el show viera la luz en Octubre de este año.

Tantas dificultades detrás de las grabaciones no son sinónimo de desastre. Pero ante la expectativa, el aroma de decepción y fracaso transita sobre la figura de Westworld, así como de la directiva de HBO.

Un inicio desordenado y poco satisfactorio

Luego de una serie de enigmáticos trailers y un hermetismo alrededor de la trama del show, Westworld se presentó el pasado domingo 02 de Octubre con la intención de hacer olvidar los problemas suscitados detrás de su producción y alejar la presión que la ensombrece. Sin embargo, no logra hacerlo de manera contundente.

interno-recovered-recovered

La importancia del piloto de una serie, es enorme. Es el episodio que dictamina el ritmo que la producción tendrá, presente la mayoría de los actores de protagonizan el programa, por último, coloca los cimientos de la historia principal y de las diferentes sub-tramas a desarrollar.

Westworld cumple en su totalidad y con creces lo primero pero deja a medias lo último. La dirección que la serie tomará no queda clara de comienzo, aborda diversos temas de forma somera lo cual invita a aumentar la expectación sobre los futuros episodios.

Sin embargo, el piloto de Westworld es técnicamente un reflejo de las problemáticas presentadas durante las grabaciones, se notan una serie de cortes de edición desordenados y transición entre escenas apresuradas que dificultan la continuidad y fluidez narrativa del capítulo. Además, existe un contraste demasiado marcado entre el desenfrenado ritmo de los eventos que transcurren en el parque atracciones y la calma que se evidencia en zona operativa, un total desbalance. Aun así, es curioso cómo los eventos en uno de los universos afectan directamente al otro.

Las disputas creativas -de momento- predominan. No obstante, el elenco es formidable y las actuaciones son destacadas, predomina la veteranía de Anthony Hopkins y Ed Harris, quienes con su sola presencia se llevan la total atención de cada escena. Sin embargo, no puede despreciarse el descaro actoral de Evan Rachel Wood, aborda la inocencia de su personaje con total maestría, sus gestos y expresiones alimentan el dramatismo de la serie.

interno-recovered-recovered

En el apartado visual, Westworld goza de una fotografía elegante, las tomas de los paisajes del parque de recreación cautivan por la amplitud y magnificencia de los escenarios, la zona de operaciones es moderna y hermética, se aprecia una atmósfera densa debido a la tonalidad de la escenografía seleccionada. Por ultimo, se destaca el opening de la serie, magistral juego de imágenes combinados con las melodías hipnóticas de Rami Djawadi.

En síntesis, Westworld destaca en su inicio por particularidades técnicas e individuales, el conjunto de todo los elementos -de momento- no lo hace. Este episodio debía ser el más contundente de la actualidad de HBO, pero pilotos como el de True Detective (primera temporada, obviemos la segunda) y sobre todo el de The Night Of generaron una mayor impresión. Claro está, son géneros, historias totalmente diferente y alejadas al tono de la producción de Jonathan Nolan y compañía. Esperemos que este sea un intermitente comienzo que de paso a un desenlace solido y triunfal.

COMPARTIR
"Leo y sé cosas" - Vivo mi vida a 60 fps. Seguidor del buen cine y series de TV.