Películas venezolanas: todo lo que debes saber

El cine venezolano es, en esencia, cine de autor. Tiene la necesidad constante de ser un espejo de la violencia y el crimen pero también tiene sus momentos humanos. Es un cine que busca seguir existiendo a pesar de todo

6
peliculas venezolanas

El cine que se hace en Venezuela pasa por atrevido y muchas veces por desapercibido. Esta última frase en realidad tiene algo de pecado. A veces las películas venezolanas pueden llegar a subestimarse demasiado.

En cada guión del cine venezolano hay una necesidad por contar la realidad circundante. Si prestamos atención, cada historia por más ficticia que sea, está inspirada en algún hecho real.

En su intento por hablar de próceres, malandros y prostitutas, las películas venezolanas se fueron superando a ellas mismas para llegar a lugares nunca pensados. Para entenderlas hay que remontarnos un poco a sus inicios y a sus momentos de gloria.

Los 80’s fueron la época dorada

Una de las pocas cosas que hay que agradecerle a Roman Chalbaud es haberle dado oxígeno al cine venezolano en los años 80’s. Solo que esto nació mucho antes, específicamente en el 77 con El Pez que Fuma, un clásico. Con esta producción, Chalbaud definió un estilo y una estética en las películas venezolanas.

De allí en adelante nacieron piezas como Macu, la mujer del policía, una película dirigida por Solveig Hoogesteijn. Este drama involucra la desconsolada vida de una niña que se casó obligada y sin llegar a la pubertad.

Luego nos encontramos con Oriana, que dirigida por Fina Torres, logró ganarse el premio  Caméra d’Or en el Festival de Cannes. Es una especie de drama-suspenso con la que Torres recibió mucho reconocimiento internacional.

Después, por allá por el 85, Olegario Barrera estrena Pequeña RevanchaLa cinta logró estar nominada a los Premios Goya como mejor película Iberoamericana.

Estas 3 piezas son muestra perfecta del cine de la época. Las historias eran el centro mismo del filme. Frente a la escasez de efectos especiales o de lograr grandes presupuestos, las películas venezolanas de los 80’s nos enseñaron algo: hay que contar algo interesante y de la manera más sutil posible.

 

Influencia del malandro en el cine venezolano

Volvemos al tema de la necesidad imperante que tienen las películas venezolanas por mostrar la realidad. Después del renacimiento del cine en los 80’s, nace un tema que será una especie de “cine de explotación venezolano”.

Con Huele Pega,  Elia Schneider retoma en los 90’s el tema del “malandreo venezolano”. Aunque ella no fue la primera en llevar esta realidad al cine, pues Juan de la Calle de Rafael Rivero ya lo había hecho a principio de los años 40’s.

La película de Schneider fue tan sobresaliente y real que logró iniciar una secuencia de historias donde el epicentro es la vida y muerte del hampa nacional, la delincuencia y los barrios más bajos de Caracas.

A partir de allí inicia un encuentro con lo que Hector Torres ha denominado “el malandro Caraqueño”. Este personaje se pasea por nuestras películas como el villano, como un anti-héroe o como un simple retrato perfecto de la realidad.

Dos de las películas más representativas de este género en la actualidad son: La Hora Cero y Secuestro Express. Ambas, casi que la biblia para este género.

Directores que cambiaron al cine venezolano

Hay tantos, muchos muchísimos. Aunque aquí solo vamos a nombrar a quienes tuvieron una gran influencia en la forma de contar historias. La mayoría de los directores venezolanos realizan cine de autor, pues escriben y dirigen sus obras.

Director de peliculas venezolanas
Roman Chalbaud

De manera cronológica podríamos comenzar con Roman Chalbaud. Aunque desde el punto de vista innovador, Alejandro Hidalgo encabeza la lista. Su huella en las películas venezolanas es imborrable.

Director películas venezolanas Alejandro Hidalgo
Alejandro Hidalgo

Hidalgo exploró y explotó el género del terror de la manera más indie y sublime posible. El guión de La Casa del Fin de los Tiempos es sólido e increíble. Nos encontramos con la primera película venezolana de la que se realizará un remake americano.

Inmediatamente después de Hidalgo, tenemos a las directoras venezolanas. Tres de ellas con grandísimas obras reconocidas en su época.

Margot Benacerraf peliculas venezolanas
Margot Benacerraf

La primera es Margot Benacerraf con Araya. Fina Torres y su obra Oriana, Elia Schneider con Huele Pega y Mariana Rondón con Pelo Malo. Todas ganan esta posición por mostrar una gallardía sin igual a la hora de contar historias.

Director de películas venezolanas Jakubowicz
Jonathan Jakubowicz

Luego tenemos a Jonathan Jakubowicz por la peripecia de retratar una época y una parte de Venezuela en Secuestro Express. Además, Hands of Stone es un atrevimiento y un cambio total a pesar de no haber contado con tanta aprobación de la crítica.

Aún cuando Hands of Stone es una película panameña, Jonathan es el primer director venezolano en lograr tener a Robert De Niro en una de sus películas.

Llegamos a Miguel Ferrari y Eduardo Barberena, ambos con historias que luchan contra el tabú. El primero y su obra Azul y no tan Rosa lograron hablar de la homosexualidad en un país tan homofóbico como tercermundista. El segundo, en realidad, toco este tema primero que Ferrari con la película Una Casa Pa’ Maita

Después de Ferrari tenemos a Lorenzo Vigas. Su obra maestra Desde Allá, toca el tema de la homosexualidad desde una perspectiva nunca antes narrada en las películas venezolanas.

Del cine venezolano al extranjero

Ahora hablemos si en el extranjero se valora lo que se hace en Venezuela. Sí, lo cierto es que muchos críticos han alabado al cine venezolano. Cada una de las obras más emblemáticas han recibido al menos un galardón en algún festival.

Entre los logros más destacados están la nominación de El Chico que Miente (Marité Ugas) al Festival Internacional de Cine de Berlín. Se convierte en la primera película venezolana en estar nominada en este festival.

Cada año una de estas producciones se alza con premios en festivales extranjeros. New York y Los Ángeles han galardonado el trabajo de directores y actores venezolanos. Durante el 2010 el cine venezolano presenció logros nunca antes alcanzados.

Para el 2010, La Hora Cero gana como mejor película según la audiencia en el Festival de Cine Latino de Los Ángeles. Habana Eva se lleva ese mismo año el premio a mejor película internacional en el Festival de Cine Latino de New York.

Pero la película venezolana con más premios alrededor del mundo es Venezzia. Acumula 15 galardones en varios festivales internacionales, convirtiéndose en la película venezolana más vista por el público extranjero y, es la producción más cara hasta la fecha.

No olvidemos que otro fenómeno es el logrado por Azul y No Tan Rosa. Esta es la primera producción nacional en ganarse un Goya.

Otro de los logros extranjeros más notables es el de Secuestro Express y su venta a la distribuidora Miramax. También Elipsis se vuelve la primera película en ser distribuida por 20th Century Fox.

Lo cierto es que muchas producciones han intentado estar entre las 5 nominadas como película extranjera en los Oscars. Las películas venezolanas más destacadas que han peleado ese puesto son: Hermano, Libertador y Desde Allá. 

Además, es importante recalcar que recientemente la casa productora de cintas como The Conjuring realizará un remake americano de La Casa del Fin de Los Tiempos.

Las películas venezolanas más taquilleras

A pesar de tener un registro considerable en el género de la violencia, la película venezolana más taquillera es en realidad una historia de amor. Papita Maní y Tostón alcanzó en taquilla un total de 2 millones de espectadores.

Una historia que aglutina la tradición beisbolera y el tan agotado cliché de un protagonista de clase baja y otro de clase alta. Es una comedia romántica con buena producción cinematográfica y con un humor bastante criollo.

Luego le sigue Secuestro Express, que al parecer nadie ha podido quitarle el puesto. Una historia que retrató con el realismo más puro, esa esquina oscura del acontecer caraqueño.

Libertador se encuentra de tercera en esta lista. Si bien se han hecho otras películas que cuenten la vida de Simón Bolívar, esta tiene algo especial. Lo primero es que es una producción a lo grande, rodada en diferentes locaciones nacionales e internacionales.

Cuenta con Edgar Ramírez en el papel principal. Tiene actores extranjeros reconocidos como Iwan Rheon y el soundtrack está compuesto por Dudamel. A lo grande y costosa, tiene su puesto bien ganado aquí.

Er Conde Jones es la cuarta más taquillera por pura suerte. Su protagonista es tan criollo como el público que lo ama. Así que acá tenemos la excepción a la regla.

La Hora Cero está de cuarta en esta lista. Aún así sigue siendo, en su género, la preferida por el público, por encima de Secuestro Express. Es un guión con un suspense decente y que supo conectar emocionalmente con el público.

Por último tenemos La Casa del Fin de los Tiempos. Algunos consideran esta la mejor película venezolana hasta la fecha. La pregunta es ¿por qué está de última en esta lista? Pues, de alguna forma su tema y algunos elementos de la ficción no son común en los gustos del público que la recibe.

Aún así, la ópera prima de Alejandro Hidalgo es increíble y no tiene comparación.

Películas venezolanas vetadas

¿Cómo evoluciona el arte bajo el aplastamiento constante a la libertad de expresión? Suena a distopía perfecta. En Venezuela, cuando la verdad es mostrada sin tanto maquillaje ocurren fenómenos extraños.

Entre esos “extraños fenómenos” están la censura realizada al cine. El primer caso ocurrió con Secuestro Express, una producción que funciona como un espejo. Sin mentiras y sin rodeos, esta historia se convirtió en la primera película venezolana vetada.

Pelicula venezolana Secuestro Express
Secuestro Express

Por allá por la Venezuela donde Chávez existía, la obra de Jakubowicz afrontó dos juicios. Los motivos en realidad solo causan una extraña sensación satírica al contarlos. Las autoridades se excusaron detrás de la violencia y la imagen negativa del país que transmitía la película.

Paralelo a esto, esta el hecho de que uno de los personajes era un soldado homosexual. Este último motivo es tan disparatado como el primero. Aún así al arte no lo para nadie y esta película venezolana logró lo que quería.

La censura más reciente la tuvo El Inca. Un biopic del boxeador Edwin Valero. Tan cruda y directa como la historia en la que se basa, esta película se vio acusada por el Tribunal Segundo de Juicio del Circuito de Protección de Niños y Adolescentes de Caracas.

La historia sigue los momentos de victoria y fracaso de esta estrella del boxeo. Valero fue el responsable del asesinato de su esposa y su vida está rodeada por acciones violentas contra su familia.

Es un retrato fiel que a pesar de haber sido censurada, se presentará en la 34º edición del Miami Film Festival entre el 3 y el 12 de marzo del 2017.

El cine venezolano arrastra una historia de intentos fallidos y logros discretos. Aunque no hay un Oscar ganado en estos 120 años de existencia, no existe nada que haya sido capaz de detener la creación de historias. Evoluciona y no desfallece.

  • sagza garcia

    Excelente analisis critico de nuestro cine venezolano para los que poco conocemos de el podemos atravez de este sentirnos muy pero muy orgullosos de ser venezolanos a pesar de toda circunstancia. Felicitaciones srta genesis

  • Argenis Herrera Sánchez

    Muy bueno. Recomendado para cualquier cinéfilo venezolano. Éxitos!!!

  • Reyes Cordero

    Bastante critico y explicito este analisis de lo que ha sido y como se ha convertido el cine venezolano con el pasar de los tiempos, tanto asi que me atreveria a compararlo, sin animos de opacar, con el auge de lo que era y en lo que se ha convertido nuestra seleccion de futbol “La Vinotinto”…en fin, buen trabajo y analisis sobre el cine venezolano, exitos para ti como escritora, tienes buena madera para ello, muestra de ello es lo que aqui se presenta…

  • Análisis excelente de la trayectoria de nuestro cine, digno de leer, orgullo para todos los venezolanos.

  • Briceida Malave

    Excelente análisis del cine venezolano,honor a quien honor merece.

  • Maria Angelica Bracho

    Excelente análisis del cine venezolano, ojala los venezolanos puedan apreciar la calidad de éstas películas y sentirse orgullosos de lo nuestro