Recomendación de la semana: GLOW, una opción divertida y ligera

Otro acierto para las comedias de Netflix

0
glow

GLOW es una de las más recientes propuestas de Netflix en el género de comedia. Está creada por Liz Flahive (productora de series como Nurse Jackie y Homeland) y Carly Mensch (Weeds, Orange is the New Black). Además cuenta con Jenji Kohan (creadora de OITNB) en la producción ejecutiva. Por lo tanto, con el equipo detrás de Orange is the New Black para esta nueva serie, sin duda es notable ese ambiente divertido tan similar.

La serie está inspirada en una producción de los 80s llamada Gorgeous Ladies of Wrestling (GLOW)Esta nueva versión se trata de la creación de ese programa, manteniendo un ambiente retro en Los Ángeles.

Lucha femenina, ingenioso guión y correcto elenco

glow

Está enfocada más que todo en el personaje de Ruth, una actriz sin mucho éxito que va de audición en audición, hasta que consigue una oportunidad para GLOW, un programa sobre lucha libre femenina. Sin embargo, aunque la serie se centra en Ruth (Alison Brie) y Debbie (Betty Gilpin), todos los personajes tienen un buen espacio de tiempo en pantalla para lograr encariñarnos con sus particularidades. Ya sabemos que si algo saben hacer los de OITNB, es darle importancia a los personajes secundarios, y para GLOW no fue la excepción.

En general está muy bien hecha y tiene un guión lleno de diálogos ocurrentes. El reparto brilla en cada episodio, un muy acertado casting que da la cara por cada papel. Alison Brie (que hizo de Trudy Campbell en Mad Men) se destaca con el protagonismo. Sin duda un personaje que le seguirá abriendo puertas gracias a su cumplidor trabajo. Betty Gilpin (que quizás recuerden de la última temporada de Masters of Sex) no se queda para nada atrás, e igual es el caso de Marc Maron, quien interpreta al director del programa.

Quizás para algunos el tema de la lucha no les llame ni un poco la atención, pero vale la pena darle una oportunidad, porque si andan en busca de una serie ligera y cómica para pasar el rato, probablemente el episodio piloto los convenza de seguirla. Con tan solo 10 episodios de aproximadamente media hora cada uno, GLOW es definitivamente una perfecta opción para disfrutar un fin de semana.