Como ya sabrán, Woody nos tiene acostumbrados a sus puntuales estrenos anuales y se lo agradecemos. El proyecto de este año titulado Café Society fue estrenado en el pasado Festival de Cannes, con una buena recepción del público y la crítica.

Dentro de la filmografía de Woody Allen podemos encontrar diversos argumentos, pero usualmente con ciertos temas en común, compartiendo siempre un característico carisma y entrañables soundtracks repletos de espectaculares composiciones de jazz. Café Society no es la excepción, pero la verdad es que le faltó algo de personalidad.

Con respecto al concepto de la trama, sinceramente se trata de algo que ya hemos visto en otros filmes, pero eso realmente no significa mayor problema. La cosa es que ni el desarrollo, ni la ejecución la hacen sobresalir.

cafe society

Conocemos a Woody como un guionista excepcional, con libretos llenos de escenas y líneas tanto humorísticas como reflexivas, pero definitivamente Café Society no será recordada por su guión. No precisamente porque sea malo, porque no lo es, simplemente no se destaca en ningún momento y a los personajes parece faltarles carisma y profundidad, mientras la construcción de las escenas que protagonizan suelen sentirse desabridas y sin emoción alguna.

Pero algo que podemos resaltar sobre el guión es que está lleno de referencias cinematográficas de la época dorada de Hollywood, nombrando desde directores como Billy Wilder y Howard Hawks, hasta famosas estrellas como Ginger Rogers y Bette Davis.

El reemplazo de Woody

En cuanto a actuaciones, tanto Jesse Eisenberg y Kristen Stewart cumplen muy decentemente con su parte, igualmente Steve Carell y Blake Lively, pero, al igual que el resto de la película… nada para destacar. Sin embargo, desde que Woody salió del protagonismo de sus películas, parece que desde entonces ha estado buscando un reemplazo digno y la verdad es que entre todos los que han interpretado a tal personaje, Jesse Eisenberg parece ajustarse más que bien a las características de ese usual protagonista masculino de los trabajos de este octagenario director neoyorquino.

Tocando un poco el aspecto visual, la cinematografía tiene una saturación cálida, una sutileza bien equilibrada con la respectiva musicalización, la constante narración de Woody y un vestuario que va desde lo delicado hasta las extravagantes pieles y guantes de seda que son el complemento necesario para esa escenografía ambientada en la década de los años 30.

reseña de cafe society

Historia ligera y elegante

La historia se va desarrollando entre Hollywood y la Nueva York de esa elegante época. Nos presentan rápidamente a Bobby (Jesse Eisenberg), y este al momento conoce a Vonnie (Kristen Stewart), dos amantes que se unen a la romántica filmografía de este director.

Entre toda esta ilusión y desengaño, nos dejan una ferviente muestra de lo mucho que personas y situaciones pueden cambiar con el tiempo justo, y aun así, cómo algunos sentimientos a veces se rehúsan a alejarse por completo.

Conclusión

Café Society tiene un aire tan ligero y una intrincada elegancia que a pesar de las posibles fallas que le podamos puntualizar, difícilmente nos permitiría odiarla.

CAFÉ SOCIETY
Dirección6
Guión7.3
Interpretación7.1
Sonido7.3
Fotografía7
Nota de lectores2 Vota7.5
Lo Bueno
Referencias cinematográficas
Ambientación
Lo Malo
Poco original
Sin emoción
6.9
OKAY