Desde Allá es la opera prima del cineasta venezolano Lorenzo Vigas, una producción que ha generado grandiosas expectativas por su logros, títulos y premios obtenidos en diferentes festivales de cine internacional. Una producción que encantó a la critica internacional y se posiciona como una de las grandes favoritas a los Oscar del 2017.

Desde Allá cuenta con cierto hermetismo sobre su sinopsis y enfoque narrativo, con la finalidad de mantener intacto ese factor sorpresa y no arruinar la experiencia cinematográfica. Algo que últimamente la industria hollywoodense  parece estar contra, al bombardearnos con avances, “imágenes inéditas” y noticias en las diferentes redes sociales. Estrategias de marketing que terminan perjudicando a las producciones.

En este sentido, Desde Allá narra la historia de Armando interpretado por Alfredo Castro,  un respetado ortodoncista que se dedica a diseñar y elaborar prótesis dentales. Sin embargo tiene una particular fascinación, la cual solo puede ser satisfecha con jóvenes. Uno de ellos, Elder, interpretado por Luis Silva,  le generá un interés que roza con la obsesión.

La intriga, el desamor y la búsqueda de identidad humana serán algunos de los ingredientes que desarrolla esta particular opera prima de Lorenzo Vigas.

Deja a un lado tus prejuicios

desde allá

Desde Allá parte de una premisa poco convencional en el cine venezolano, una industria nacional que en otrora abundaban las producciones sobre “malandros” (Palabra del argot venezolano que hace referencia al “delincuente” o inadaptado social) robos y secuestros. desarrollando criticas sociales que aun azotan la realidad de la tierra venezolana.

Encontrar en Desde Allá esa rebeldía al ofrecer una mirada distinta a la actualidad venezolana, resulta realmente gratificante. Involucra temas sobre la disparidad social, ese contraste marcado entre las clases sociales de las ciudad de Caracas, ya visto y desarrollado con mejor precisión narrativa en películas como Pelo Malo. Sin embargo, el verdadero enfoque de la película sorprende por derrumbar ese estereotipo del macho venezolano de barrio y abordar esa homofobia que abunda en la región.

“La homofobia en Suramérica es un cáncer” – Lorenzo Vigas

Lorenzo Vigas confronta nuestros prejuicios desde el principio de la película, con el objetivo de derrumbar esas etiquetas sociales que tenemos establecidas desde generaciones. La palabra maricón (comúnmente utilizada en Venezuela y en Latinoamérica para nombrar de manera despectiva al homosexual o Gay) establece el ritmo narrativo de la película. El umbral de homofobia del espectador será puesto a prueba.

En este sentido, comprender sin juzgar las fascinaciones de Armando (Alfredo Castro) al seducir con dinero a jóvenes en las paradas de los buses para satisfacer su tensión sexual, desarrollando una especie de relación Quid Pro; no es algo que se asimila con facilidad. En este sentido, el carácter y rebeldía de Elder (Luis Silva) ante las propuestas de Armando resultan en parte un reflejo de la reacción de pú blico y sociedad.

desde allá

Ambos actores entregan actuaciones formidables. El esfuerzo de expresar emociones sin caer en la sobre-actuación ante la ausencia de dialogo es un reto para todo actor. Tanto Alfredo Castrcomo Luis Silva abordan y entienden las exigencias de sus personajes. La naturalidad de sus actuaciones emociona, su química actoral se asienta con el pasar de los minutos, permitiendo que las escenas de mayor corte dramático resulten intensas y creíbles. El desarrollo de este tipo de personajes era algo que no se había explorado en la actualidad cinematográfica venezolana.

Desde Allá, además involucra elementos románticos ya que el amor no distingue entre clases sociales, raza o sexo. Un ingrediente inesperado en la relación de amistad y de negocios entre Armando y Elder. El compromiso físico-emocional y profesionalidad de ambos actores es lo que permite que la película goce de naturalidad narrativa.

Lorenzo vigas cautiva con su minimalismo

desde allá

Disfrutar de la opera prima de un director es toda una experiencia, ya que marcará el ritmo cinematográfico de la carrera del cineasta. La dirección de Desde allá es delicada y precisa, cada encuadre esta muy bien ejecutado. Lorenzo vigas se aprovecha de las tonalidades y luz de los escenarios para ofrecer esa tensión y sensación de cierre en la habitaciones, elaborando un contraste de desahogo con secuencias en espacios abiertos de las calles y playas de Caracas. Un trabajo que resalta gracias a la fotografía de Sergio Armstrong (El club, 2015) quien le agrega un plus estético a la película.

Sin embargo, es difícil que un director logre desarrollar y explotar todas la mixturas estéticas y técnicas en su opera prima. En este sentido, la debilidad de Desde Allá radica en su guión y ritmo narrativo, el silencio es uno de los protagonista de la película. Los diálogos se limitan a frases muy precisas y puntuales, gran parte de las escenas quedan a la interpretación personal.

Por consiguiente, asumo que Lorenzo Vigas buscó que disfrutáramos de las escenas con un “ojo narrativo”, con el objetivo de desarrollar las escenas con esa voz interior, esa subvocalización que le agregue el tono dramático a la escena. En síntesis, como si de leer un libro se tratara.

Aun así, Lorenzo Vigas es un interesante talento a tomar en cuenta; sus futuras producciones generan expectativa a este particular aficionado del cine. Espero que su próxima producción cuente con un mejor desarrollo narrativo.

¿De conseguir el León de Oro al Oscar?

desde allá

Aun es temprano para mencionar la temporada de premios. Sin embargo, Desde Allá ha sido elegida para representar a Venezuela entre las pre-seleccionadas  a competir en la categoría de Mejor Película Extranjera en los Oscar del 2017.

Credenciales tiene, su más destacado galardón fue el obtenido en la 72da edición del Festival de Venecia: El León de Oro, premio que condecora a la mejor película del festival. En la actualidad, el  10 de septiembre del 2016 en el 49° Festival Internacional de Cine Viña del Mar la producción fue reconocida como la Mejor Película y Lorenzo Vigas se alzó con la distinción de Mejor Director.

Es un largo camino que le falta aún por recorrer a Desde Allá, pero -sorpresivamente- para Indiewire (uno de los portales mas reconocidos del cine) en sus anuales predicciones a los Oscar, es catalogada como la principal candidata a: Numero 1. ser nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera y Numero 2. ser la ganadora de la categoría; por encima de la seleccionada por España, Julieta, producción del gran Pedro Almodóvar. El favoritismo de la película ilusiona, esperemos logre ser la representante latinoamericana en los Oscar.

Conclusión

Definitivamente Desde Allá fue una película elaborada para los festivales, el tono de las escenas y el estilo de las actuaciones encaja perfectamente en producciones que son presentadas en Cannes, por ejemplo. Aún así, es una película para el debate, su final abierto y cortante genera infinitas interpretaciones que seguro motivará a conversación distendida entre tus amigos y/o familiares.

En síntesis, Desde Allá funciona como critica social, confrontando nuestros prejuicios y tabúes. Sin embargo, su débil narrativa y silencios prolongados hace que el aburrimiento se apodere de nosotros; dejando un desagradable sabor de decepción, sobre todo por las expectativas que venía levantando con su logro obtenido en el festival de Venecia. Como popularmente dicen “mucho ruido, pocas nueces”.

DESDE ALLÁ
Dirección7
Guión5
Interpretación7
Sonido4
Fotografía7
Nota de lectores0 Vota0
LO BUENO
La química entre Armando y Elder
EL final
LO MALO
La carencia de diálogos
Inexistente musicalizacion
6
OKAY
COMPARTIR
"Leo y sé cosas" - Vivo mi vida a 60 fps. Seguidor del buen cine y series de TV.