Fences es la adaptación al cine de la obra teatral bajo el mismo nombre escrita por August Wilson. Esta adaptación nominada como mejor película al Oscar, entre otras, es dirigida y protagonizada por el destacado Denzel Washington acompañado por Viola Davis en el cast principal.

La historia expresa la vida de un afroamericano, Troy, que presenta una constante lucha contra las desigualdades raciales de los años 50. Este personaje nos sumerge en las complejidades psicológicas de alguien que trata de superarse pero su color y su edad lo limitan. Desde pequeño, fue aficionado al beisbol y, al parecer porque no lo vemos, era un excelente jugador pero no llegó a nada en su juventud porque siempre colocaban al blanco en su lugar aunque no fuese igualmente bueno.

Viola Davis ofrece una actuación insuperable como la esposa de Troy, Rose. Una mujer resignada al papel de pareja que entrega sus mejores años a la convivencia con el perturbado Troy. Quien lejos de ser alguien perfecto cumple con su trabajo, con traer la comida a la casa, sustentar a su mujer e hijo y cuidar de su hermano incapacitado después de participar en la guerra.

La magia de Fences

Tomando en cuenta que Fences  es una adaptación de una obra de teatro, sabremos de inmediato que el atractivo primordial se encuentra en sus escenas extendidas y sus largos diálogos. Para la audiencia poco habituada a este ritmo, es inevitable que se le haga muy pesado e insoportable. Pero con un poco de paciencia, descubrirás que tiene un contenido y un drama interpretado fenomenalmente.

El personaje de Washington se construye a través de habladurías que superan los 15 minutos continuos. Pero es precisamente esto lo que construye y justifica su esencia, incluso cuando está fuera de la pantalla.

Por qué se llama Fences

Resulta que desde el inicio de la película, Troy tiene por premisa construir una cerca (Fences) en la parte trasera de la casa. Su mejor amigo le dice que algunas personas construyen cercas para evitar que algo salga pero que Rose, su esposa, quiere que la construyan para mantener las cosas adentro. Esta sugerencia es dispuesta por su amigo porque él nota que Troy ha estado coqueteándole a una mujer por fuera de su casa y esto lo mantiene preocupado.

Toda la película usa un escenario reducido. Se desarrolla en la casa de Rose y Troy, en su patio principalmente y cerca del área de trabajo de Troy. Ningún otro lugar es empleado y, la verdad, no es necesario. Esta película es ejemplo de que menos es más y que estos lugares son suficiente para establecer una historia increíble.

Conclusión

Esta producción tiene perfectamente justificada su nominación. Es sin duda el mejor drama del 2017. Estamos acostumbrados a que Viola Davis y Denzel Washington sean excelentes con sus interpretaciones y esta no es la excepción a la regla. La nominación a Denzel como mejor director al Oscar tampoco llega de sorpresa. En esta producción no hay desperdicio actoral, todos los participantes entregan lo mejor de si en una película que te conmueve de principio a fin.

fences
FENCES
Dirección9.3
Guión7.1
Interpretación9.5
Sonido6.8
Fotografía7.7
Nota de lectores1 Vota6.8
LO BUENO
La construcción de los personajes
Diálogos muy bien desarrollados
LO MALO
Ritmo pausado poco comercial
8.1
GENIIAL
COMPARTIR
Editora de Pixenario.com - De la profesión de Superman 👓 📰 @ImTheDroid you are looking for 🤖