Al anunciarse la producción de Hands of Stone, ciertamente muchos se interesaron por este biopic sobre la carrera del famoso boxeador Roberto Durán, sobretodo todo el público panameño. Pero cuando se anunció la participación de Edgar Ramírez junto a Robert De Niro para esta película del director venezolano Jonathan Jakubowicz, muchos le pusimos el ojo al instante.

Sin embargo, cuando se confirmó la distribución de Hands of Stone por The Weinstein Company, pasando a estrenarse en el Festival de Cannes, donde De Niro y el mismo Durán recibieron una ovación de aplausos por más de 10 minuto, fue realmente el momento en el que terminamos de apuntarla para nuestra lista de películas esperadas del año.

robert-edgar

Lamentablemente, Hands of Stone no terminó de cumplir la altas expectativas que se crearon a su alrededor.

Interesante elenco

Definitivamente uno de los aspectos que más nos generó expectativas con esta película fue su interesante elenco. Tanto Edgar Ramírez (Roberto Durán) y Robert De Niro (Ray Arcel). Hasta el mismo Usher (Sugar Leonard Ray) cumplieron con su trabajo. Pero, lamentablemente, la poca profundidad de los personajes no les dio paso a destacarse del todo.

Al tratarse de un biopic, tal vez pensamos que exaltarían el nombre de Roberto Durán, probablemente llegando a la exageración, como algunos casos de películas biográficas. Sin embargo, Edgar Ramírez tiene el encargo de reencarnar a un hombre que se presenta en pantalla como un tipo machista, grosero, y orgulloso. Después de todo, se trató de una escenificación bastante honesta.

edgar-ramirez

Fallida estructura

Uno de los puntos más fuertes de una película siempre recae en su desarrollo y estructura narrativa. Lamentablemente Hands of Stone falló por completo en este aspecto.

Realmente tuvo un comienzo bastante decente, pero mientras iba avanzando la trama, su frágil estructura se fue desmoronando. La discontinuidad de ciertos puntos, escenas innecesarias, falta de tensión y un débil guión (de la mano del mismo Jakubowicz) dan como resultado una película sumamente difícil de sostenerse por sí misma.

Soundtrack insuficiente

raamirez

Al igual que la narrativa, muchas veces el soundtrack es parte necesaria del corazón de una película. Y en este caso, hay que decir que la selección musical no bastó.

Hubo varias canciones reconocidas del panameño Ruben Blades, que también tiene un pequeño papel en la película. El aporte de la salsa en el soundtrack es indudablemente un elemento muy distintivo, pero les quedó corto el tono.

No es la música en cuestión, también su selección. La salsa realmente impregnó a Hands of Stone un sentido bien apegado a la patria de Durán. Pero eso no debió ser todo. Porque a decir verdad, en varias escenas hizo falta una banda sonora convencional.

Hands of Stone
HANDS OF STONE
Dirección4.9
Guión4.9
Interpretación6.8
Sonido6
Fotografía6
Nota de lectores1 Vota7
LO BUENO
Edgar Ramírez
Robert De Niro
LO MALO
Estructura
Guión
5.7
MEDIOCRE