Cuando estaba en la universidad conocí Casa Tomada de Julio Cortázar. No estoy segura si Aronofsky lo habrá leído, pero en este cuento hay algo que acosa a los personajes y no sabemos qué es. En realidad nunca podemos saber qué había dentro de la casa, pero como Julio era un genio, su narrativa era suficiente para satisfacernos. Sucede que Mother! me recuerda mucho a ella.

Se bifurca como una historia sin explicaciones concretas y con una caja abierta de interpretaciones. Un lugar donde el hecho en sí intenta explicarte algo o ser una metáfora de otra cosa y no un guión lineal y deductivo como cualquier historia policial. Mother! es surrealismo y esto la hace delicada.

La promesa de este thriller se rompe cuando muchos perciben ansiedad y desesperación en sus hechos. Estas reacciones nacen porque toda la película está enfocada desde la perspectiva de la protagonista. La amas o la odias, otros no se deciden sobre qué sentir hacia ella. Es una montaña rusa, donde la atracción principal es resistirle a la ansiedad.

El furioso rescate del surrealismo

El surrealismo es un género que no tiene cabida en la cartelera de blockbusters. Sobretodo aquellas historias llenas de emociones reales y profundas. Así pasa con Mother! las opiniones negativas son consecuencia de una trama que te obliga y exige a sentir lo que los personajes sienten.

Jennifer Lawrence interpreta a una sumisa y abnegada esposa, que lo da todo por permitirle a su amado (Javier Bardem) salir de su bloqueo de escritor. Parece al inicio un thriller cualquiera, donde quizá el esposo es un asesino y oculta a un grupo de mujeres asesinadas en el sótano.

mother!-aronofsky

Los que esperaban conseguirse con algo así salieron tristes o furiosos de la sala.La película es una analogía gigante. Es tan grande la subjetividad que incluso la intención principal de Darren se pierde en muchas interpretaciones.

Lo importante siempre de los relatos surrealistas es crear un ambiente que luzca muy común. A este espacio cotidiano se le agregarán cosas que no son normales para nosotros. Los hechos sin explicación lógica, pero sin adentrarse en lo fantástico, son la pimienta del surrealismo.

jenniffer-lawrence

Así lo presenta este director al centrar sus esfuerzos en contar la desesperación de una ama de casa cuando siente que su hogar está siendo invadido. Además rompe con el hilo de lo explicable al no mostrarnos por qué el esposo hace lo que hace. Aronosfky fue tan cínico y genio que no le puso nombre a sus protagonistas.

Eliminación de la felicidad

La dualidad en las opiniones de Mother! Es porque no es una historia feliz. No te ríes, no lloras, solo sufres una cantidad de hechos atorrantes. Por estas razones de infelicidad la película es un relato que nos explica dos cosas: al cine no se va para una moraleja explícita siempre, usa tu cerebro para eso se te dio. Aprende a sorprenderte y deja de estar sentado en el sofá de lo predecible.

El personaje que Darren escribió para Jennifer es delicadamente incómodo. Siempre te sientes aturdido por lo que ella experimenta, como si esa casa fuese tuya. Así nos demuestra que antes de director, Aronofsky es un gran escritor. Esos talentosos que sólo dependen de sus personajes para explicar lo sentimientos y no los hechos en sí.

darren-aronofsky-mother

Mother! es puro sentimiento existencialista. Una metáfora de la deforestación, de los cultos religiosos, de la creación y destrucción de la vida gracias a los placeres banales. No sé si quizá un extraño guiño al error del comunismo: todo es de todos, frase que le encanta decir a Bardem en la película.

En sí,  es un relato para la interpretación y un rescate al suspenso. Intenta mostrarnos que no todas las historias tienen un final feliz y ningún artista debe cumplir con todas tus expectativas superficiales.

La construcción del suspenso y el derrumbe de la comodidad

Aronofsky nos presenta una escena aburrida de una ama de casa. Una vida normal, alejada de la tecnología. Con sutileza va raspando la corteza de este mundo simple. Lo hace a través de la inserción de los personajes de Ed Harris y Michelle Pffeifer. Como todo lo presenciamos desde la vista de Lawrence, sentimos que todo es muy raro e inoportuno.

lawrence-mother!

Lo que ocurre con Mother! es que no tenemos un enemigo, un villano o un mal entendido misterioso. Darren se toma su tiempo para dejarnos en claro lo importante que es ese lugar para su protagonista. Así que en nuestro cerebro anotamos inconscientemente que lo más importante de la trama son los secretos que aguarda esa casa.

Así el director comienza a molestarnos. Nos va haciendo sentir desesperados porque a nadie le importa comportarse bien en aquella historia. Todos parecen actuar sin prudencia. Hasta que el caos se hace presente en una montaña rusa de desesperación.

Nuestros valores y sentimientos se ven aplastados por los hechos. Como cuando le gritamos a la pantalla para decirle al protagonista que por ahí no es el camino para salvarse. Esa reacción Darren la sostiene y juega con ella a gusto.

Lo malo

Darren Aronosfky nos traslada con Mother! a la magia de las películas independientes rodadas en un solo lugar. Es la propuesta atrevida de aquellos que se afianzan en el guión como pilar de todo.

Sin embargo, visualmente Mother! carece de encanto. Todo es gris y plano. Excepto por la secuencia final que está dirigida con un movimiento asfixiante pero coherente en cuanto a la dirección de este tipo de escenas.

Aún así, hay que admitir que en lo visual no tiene mucho impacto. Se convierte en un problema a la hora de contar una historia tan profunda con esta.

Debe existir algo que para el expectador acostumbrado al CGI le haga decir en los foros que: le encantó la fotografía de la película. El soundtrack no es muy rescatable, quizá porque no se adapta al contexto. Aunque esta excusa no funciona, pregúntenle a Star Wars.

Quizá haberle dado nombre a los personajes podría resultar más encantador y así esta reseña sería más fácil de escribir, pero eso ya es cosa mía.

Darren quiso jugar y terminó con un empate en la audiencia. Una obra a la que le doy unos 20 años para que un grupo nuevo (ahora se llaman hipsters) la considere buena. Establezcan un culto alrededor de ella y luego te la recomendarán, como buen snob del cine lo hace. Mientra tanto nos toca vivir su fracaso y su gloria en los más raros.

 

darren aronofsky mother!
Mother!
Dirección7.5
Guión7.8
Interpretación7
Fotografía6
Nota de lectores2 Vota4.5
LO BUENO
Buena construcción del suspenso
Apoyo en las emociones para conectar con el público
LO MALO
No muy buena musicalización
Mal uso del movimiento de cámara al estilo documental
7.1
ENTRETENIDA