¿Por qué Transparent es una serie necesaria?

Una serie fresca y reflexiva

0
Transparent

Es bien sabido que la televisión es una de las armas más potentes para transmitir un mensaje y, por supuesto, muchas series aprovechan para sacarle el jugo a esa herramienta. Transparent es una de las tantas.

Este es el tipo de series que no están solo para entretener, sino también para educar. Porque además de entretenida, es necesaria. Un medio con contenido educacional y reflexivo sumamente necesario para la sociedad actual. Una masa que, en su mayoría no sólo es ignorante en la materia, muchas veces también es intolerante.

Transparent es creada por Jill Soloway y producida por Amazon Studios (siendo hasta los momentos la serie más premiada del estudio). Ha marcado muy bien su identidad desde la primera temporada. Con un peculiar encanto guiado de una esencia muy sutil, al mismo tiempo con un realismo tremendo y sus toques de humor que la hacen caracterizarse como comedia dramática. Aunque la verdad, se trata de otro de esos casos de drama con ligeros toques de comedia.

Transparent

Esta serie ahonda más que todo en el tema de ser una persona transgénero, de allí su nombre: Transparent. Siendo una de las pocas series de la actualidad que nos pueden hacer crecer como personas, bien sea para sentirnos entendidos e identificados o para permitirnos conocer más, y sobre todo comprender parte de la diversidad que nos rodea.

Transparent es sobre la identidad humana

Pero Transparent no sólo se trata de transgéneros o transexuales, es mucho más que eso. Básicamente trata sobre la identidad, la vida humana y las relaciones interpersonales. Cómo algunos hechos nos marcan y cómo nos manejamos con ello. Por supuesto, todo esto reflejado desde la perspectiva (siempre muy sugestiva) de nuestros personajes principales, una familia judía.

Transparent

Con respecto a su producción visual, no hace uso de vertiginosos movimientos de cámara ni nada por el estilo, pero si goza de destacados planos eventuales, siguiendo siempre con su marcada sutileza. Aunque, la verdad es que su ámbito visual queda casi completamente rezagado en comparación a las realistas e íntimas líneas del guión y sus respectivas escenas.

Su elección en la música es un formidable acierto. Al igual que la melodía de su espléndido opening. La mayoría de las escenas están acompañadas de un delicado soundtrack o un meditabundo silencio acogedor.

En cuanto a actuaciones, definitivamente todo el elenco cumple con sus respectivos papeles con una tremenda naturalidad. Desde Jeffrey Tambor (ganador de un Globo de Oro, dos Emmys y un SAG Award por su interpretación como Maura) hasta Judith Light, Gaby Hoffman, Jay Duplass, y Amy Landecker.

Con tan sólo 10 episodios por temporada, con una duración de 30 minutos cada uno aproximadamente. Transparent es una serie ligera, reflexiva, y divertida, que seguramente no se arrepentirán de comenzar.